También estamos en Instagram

Inspecciones de los Agentes Medioambientales en cacerías colectivas de caza mayor.

Image: 
vigilancia caza agentes medioambientales

Los ganchos, batidas o monterías, que así se denominan en función del número de participantes, son una modalidad de caza mayor en la que varios batidores, normalmente auxiliados por perros, baten un determinado terreno (mancha), con el fin de levantar las piezas de caza mayor existentes, obligándolas, de ese modo, a dirigirse hacia los puestos previamente colocados en lugares fijos (que en conjunto forman la armada) de manera que, provistos de medios autorizados, puedan ser abatidos desde esos puestos fijos.

Finalizado un año más el periodo hábil para la caza del jabalí, especie estrella en las monterías castellano leonesas, como resultado de las inspecciones realizadas, no encontramos con las siguientes infracciones más habituales:

  1. Cazar con rifle o escopeta semiautomática con más de dos cartuchos en el cargador, con el objetivo de tener más posibilidades de abatir la pieza; en algunos casos nos hemos encontrado con cargadores de hasta 8 balas.

    En todos los casos, si se supera la capacidad del cargador, se procede a la ocupación del arma y a su conveniente depósito en intervención de armas, como establece la normativa vigente.

  2. Tenencia y uso de munición no autorizada: pese a que cada vez se emplean menos escopetas en las cacerías, sustituidas la mayoría ya por rifles, todavía nos encontramos con que determinados cazadores utilizan munición de postas (aquella cuyos perdigones pesan más de 2,5 gr. por unidad), con el peligro que suponen. La única munición autorizada es la bala, siguiendo la máxima de que es más efectiva en el daño, y provoca la muerte en un mayor porcentaje de disparos realizados, al contrario que la posta, que, por su diseño esférico, provoca daño, pero no siempre la muerte, quedando en ocasiones el animal herido, incluso durante días.

  3. Batir manchas no autorizadas o hacerlo fuera del coto propio. Por motivos de seguridad se pueden colocar puestos en los terrenos cinegéticos colindantes a aquel en el que se esté ejerciendo el derecho cinegético, pero siempre requiere la conformidad del titular de dicho terreno colindante, y la preceptiva autorización administrativa.
  4. No portar prenda reflectante, siendo fundamental para la seguridad de todos los participantes en la cacería.
  5. Carencia, generalmente por caducidad, o no llevar encima la preceptiva documentación (aunque ésta se encuentre en vigor), en algunos casos por descuido o por miedo a extraviarla, en algunos pocos, incluso, por inhabilitación temporal debido a denuncia previa. Es obligatorio portarla cuando se esté en acción de caza. Generalmente se examina el DNI, la licencia de caza, el permiso del coto de caza, el permiso de armas, la guía que habilita al cazador a portar el arma en uso, y, por supuesto, un seguro de responsabilidad civil obligatorio.
  6. Abatir especies no autorizadas. Dependiendo de la autorización se podrán cazar las especies reflejadas en la misma. Por supuesto, se deberá extremar la precaución para no disparar contra especies protegidas, ya que se han dado casos de confusiones con las mismas.
  7. Batidores portando armas de fuego, estando prohibido, además de ser peligroso para el resto de participantes en la cacería.
  8. Incumplimiento de la normativa en materia de armas.
  9. Irregularidades en lo referente a la tenencia de perros de caza (sin microchip, sin vacunas…)

La labor que efectuamos los Agentes Medioambientales en este tipo de servicios no tiene un afán recaudatorio ni producir molestias a los que practican esta modalidad de caza -de hecho, se realizan inspecciones rutinarias en todas las modalidades-, si no velar por que se cumpla la normativa vigente, lo que supone una mayor seguridad para los cazadores y demás usuarios del medio, además de preservar nuestra riqueza natural, de manera que la actividad cinegética pueda seguir siendo disfrutada en generaciones posteriores.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta consulta se usa para saber si eres un visitante humano o una máquina, y nos ayuda a prevenir ataques al sitio.
1 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.