También estamos en Instagram

Seguimiento de fauna

Image: 
Seguimiento de fauna con radiotransmisor

Para proteger el medio natural es necesario conocerlo, y los Agentes Medioambientales, en sus servicios diarios, son testigos privilegiados de rastros, avistamientos, comportamientos, interacciones... de la fauna que puebla el territorio de Castilla y León. En este breve artículo hablaremos sobre el seguimiento de fauna.


Uno de los servicios más gratificantes y envidiables que desarrollan los Agentes Medioambientales es la protección de la flora y la fauna. Para realizar un seguimiento de fauna ha de conocerse el comportamiento, biología y territorio de la especie objeto. Los Agentes Medioambientales pueden presumir de conocer a la perfección el territorio en el que patrullan y tener un conocimiento minucioso de las especies que lo pueblan.
No es lo mismo el seguimiento de mamíferos que el de aves. A su vez, dentro de éstas hay diferencias, por ejemplo, entre las nocturnas y las diurnas, y, dentro de éstas, el seguimiento de rapaces rupícolas (aquellas que anidan en roquedos) varía del de las forestales (que ubican sus nidos en árboles). Como se ve, y sólo se trata de un breve ejemplo, las variables pueden ser muchas.
Se debe tener en cuenta el fin que se persigue con el seguimiento: en función de éste, y de las características de la especie y su hábitat, la metodología utilizada será una u otra. Los objetivos pasan por el conocimiento del número de ejemplares que componen una población (censo), la constatación de la reproducción de la especie, la interacción entre especies, la afección de determinadas actividades antrópicas, el estado de los ecosistemas, las capacidades regenerativas de un aprovechamiento, o la presencia de nuevas especies en un territorio, entre otros.
Las evidencias utilizadas para realizar el seguimiento de fauna también son varias, y, dependiendo de las especies, unas u otras serán las que se encuentren o persigan.

En el caso de los mamíferos, lo más habitual es encontrar rastros como excrementos, huellas, restos de alimentación, encames, rascaduras, o, incluso, partes de la especie (pelo, cuernos). El avistamiento directo suele ser más complicado en esta clase,debido a su refinado olfato y buen oído, pero normalmente, en sus respectivas épocas de celo, es más fácil verlos. Los sonidos emitidos suelen ser también muy frecuentes durante el celo, pero también se pueden oír en casos de alarma, por ejemplo. Para el caso de micromamíferos, en que la observación es compleja, se pueden utilizar métodos indirectos de seguimiento. Uno de ellos es el análisis de excrementos y egagrópilas de sus predadores,donde se hallan los restos óseos de los individuos consumidos (los cráneos suelen ser muy ilustrativos) , que permiten su identificación y conteo.
En cuanto a las aves, en las diurnas, el avistamiento es frecuente, siempre que nos ubiquemos en lugares clave para la especie que queremos seguir. Los rastros dejados pueden ser fácilmente reconocibles, pero algo generales; de entre ellos, los más comunes son los desplumaderos, o las propias plumas perdidas por lances o muda, los nidos, los excrementos en los cantiles rocosos y otros posaderos, las ya citadas egagrópilas y las presas consumidas. En cuanto a la emisión de sonidos, las hay que no emiten habitualmente sonidos, como el alimoche, mientras que otras son muy escandalosas, como el halcón. Es normal que en su época de celo podamos escuchar a unas y a otras. En el caso de las rapaces nocturnas, la dificultad estriba en sus hábitos crepusculares, que hacen del avistamiento directo una tarea compleja. No obstante, los sonidos que emiten para marcar sus territorios son muy útiles en el seguimiento de este orden.
Tanto en el caso de mamíferos como en el de las aves, la tecnología ayuda con sus aportaciones.
Una técnica utilizada son las cámaras de fototrampeo, que para ciertas especies puede ayudar a diferenciar ejemplares inequívocamente, como en el caso del patrón de manchas de la jineta. Otros métodos, englobados en estudios más amplios, se ayudan de las anillas y/o marcas alares, los localizadores GPS y los radiotransmisores, que, aunque caros y de implantación compleja, son esenciales en el seguimiento de especies emblemáticas, como el urogallo o el quebrantahuesos.
Una evidencia que ayuda a seguir a las poblaciones, tanto de aves como de mamíferos y, especialmente a señalar la problemática de las especies, es el hallazgo de cadáveres: Ya sea por la interacción con otras especies, o bien en episodios relacionanados con su interacción con los humanos (atropellos, tendidos eléctricos, envenenamientos, disparos, lazos, caída en cursos de agua artificiales) el cadáver hallado aporta información muy útil que ayuda a evitar nuevos casos, mediante la implantación de medidas correctoras.
Por último, y no por ello menos importante, el seguimiento de las especies ayuda a conocer y perseguir delitos e infracciones contra el medio ambiente. De esta manera, el conocimiento del medio natural atesorado por los Agentes Medioambientales , se convierte en una herramienta indispensable para realizar las correspondientes investigaciones que conduzcan a la identificación del delincuente medioambiental y eviten nuevos casos. Esta labor es imprescindible para las especies en peligro de extinción, que hacen necesarias medidas especiales que eviten la pérdida de biodiversidad, y de otras con un estatus de protección menos severo (vulnerables o sensibles a la alteración de su hábitat).
Además de los seguimientos realizados de forma habitual, los Agentes Medioambientales colaboran en la realización de otros promovidos por investigadores, universidades, etc.
El conocimiento del territorio de los Agentes Medioambientales, un cuerpo público, con sus conocimientos técnicos del medio natural y sus atribuciones como policía judicial y agentes de la autoridad, hace de ellos una herramienta imprescindible en la conservación del medio ambiente.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta consulta se usa para saber si eres un visitante humano o una máquina, y nos ayuda a prevenir ataques al sitio.
6 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.