También estamos en Instagram

APAMCYL pendiente del debate en las cortes de Castilla y León sobre la creación de un Cuerpo de Agentes Medioambientales.

Actualmente existen numerosos Agentes Medioambientales que cuentan con titulaciones superiores, no sólo en ingeniería de montes, sino también en biología, derecho, química o criminología, lo que permitiría tener un Cuerpo con estructura piramidal, donde todos sus miembros fuesen Agentes de la Autoridad y Policía Judicial. Dicha condición jurídica es ostentada actualmente por los Agentes Medioambientales, pero, sin un apoyo institucional adecuado, no es todo lo efectiva que debiera. Otros objetivos perseguidos por esta PNL son actuar con mejores medios y de forma más independiente por la protección del Medio Ambiente de Castilla y León.

La actual gestión de la Dirección General del Medio Natural sobre este personal está anclada en un pasado exclusivamente vinculado al aprovechamiento forestal, muy ligado al mero rendimiento económico, obviando en gran medida la protección del Medio Ambiente, donde en no pocos casos se mantiene un servilismo casi feudal de los recursos públicos, y donde se imponen los criterios de una simplista visión sobre la gestión de los recursos naturales, que nada tiene que ver con la necesaria ampliación de disciplinas que han de velar por el cumplimiento de las normas de protección del Medio Ambiente en la actualidad, debido a la cantidad de agresiones más relacionadas, sobre todo, aunque no exclusivamente, con las actividades industriales, y que requieren de personal de campo mucho mejor cualificado, tanto en conocimientos técnicos, como, sobre todo, en capacidades jurídicas que en la actualidad no ostenta la parte directiva de la estructura funcionarial.

Buena parte de la mejora de la protección ambiental de Castilla y León pasaría porque los Agentes Medioambientales contaran con una estructura funcionarial de Cuerpo propia, convirtiéndose en la verdadera Policía Medioambiental del futuro de nuestra Comunidad.

Aspectos como la integración de forma efectiva en el servicio 112 de emergencias, de cara a dar un servicio integral en acontecimientos de búsqueda de personas desaparecidas en el medio natural, incendios forestales, vialidad invernal, rescates de fauna, etc, son también aspectos que se tratan en dicha PNL, así como la modificación de los Reglamentos de vehículos o el Reglamento de armas, para que los Agentes Medioambientales puedan portar en sus vehículos prioritarios V1 azules, que mejoran la seguridad vial y la seguridad de los propios Agentes por su efecto persuasivo, o que puedan portar armas de defensa -de nuevo- durante el servicio, sin la necesidad de otro requisito que no sea el carnet profesional, en similares condiciones que otros cuerpos de naturaleza estrictamente policial.